domingo, 15 de enero de 2012

La dismorfia corporal


En esta nueva entrada, como ya dije voy a hablar de la vigorexia, considerada como un tipo de dismorfia corporal y luego introducir brevemente en la investigación que he llevado a cabo en tuenti acerca de la anorexia y la bulimia.

La vigorexia es la obsesión por verse musculosos que se miran constantemente en el espejo y se ven enclenques. Algunos estudios publicados en la revista Psychosomatic Medicine, realizados entre adictos a la musculación, y comprobaron que entre los más de nueve millones de estadounidenses que acuden regularmente a gimnasios cerca de un millón podrían estar afectados por este desorden emocional. A pesar de todo, esta enfermedad, todavía no está incluida en las tablas de trastornos psicológicos o psiquiátricos y se le considera una dismorfia corporal, ya que también se le conoce como dismorfia muscular.

La dismorfia corporal consiste en sufrir reiteradamente una obsesión con una parte de su cuerpo que le impida llevar una vida normal. Algunas estimaciones apuntan que un 1% de la población sufren este trastorno. Algunos de sus síntomas son:

-Dedican varias horas al día a pensar en el defecto corporal que creen tener.

-Suelen mirarse al espejo de forma continuada y este les devuelve una imagen distorsionada de la realidad.

-Las partes del cuerpo más frecuentes de obsesión son de mayor a menor grado, piel, pelo, nariz, ojos, orejas, piernas, rodillas, pecho, genitales o la creencia de que su cara es asimétrica.

-Suele empezar a manifestarse en la adolescencia, y se mortifican continuamente interrogando a amigos y familiares sobre su aspecto.

-Muchos de ellos recurren a la cirugía estética para zanjar su "manía". Pero la dismorfia corporal es un trastorno mental, no físico y a pesar de estas operaciones no consiguen mejorar.

Una vez expuesta esta información, me queda decir que este tipo de enfermedades es el extremo de la obsesión que tenemos acerca del culto a la imagen. No todo el mundo esta enfermo, pero si es importante de que seamos conscientes del peligro que supone.

He estado investigando acerca de la bulimia y la anorexia en Tuenti, que es una red social, de la que puedo afirmar que todos sin excepción de 2º de bachiller de Maristas tenemos una cuenta, y he descubierto numerosas páginas de apoyo para personas que sufren este tipo de enfermedades, y en mi próxima entrada os hablaré de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada